La ambulancia que conducía Ramón Altamirano, de Estancia Grande trasladaba a una mujer con trabajo de parto cuando sufrió el accidente

Producto del siniestro, la embarazada padeció contusión pulmonar y una fisura en el páncreas, por lo que se debió realizar una cesárea de urgencia. Hubo más heridos.

El siniestro vial de características particulares ocurrió en avenida Monseñor Tavella y Ricardo Rojas, cuando la ambulancia de la Municipalidad de Estancia Grande que trasladaba a una mujer con trabajo de parto, fue impactada por un automóvil. 

Al parecer, la unidad de emergencias médicas circulaba por la avenida de sur a norte, que trasladaba a una embarazada de 32 años que había entrado en trabajo de parto. La mujer, era acompañada por otra de 47 años. 

Sin embargo, al llegar a la intersección con calle Ricardo Rojas fueron impactadas por un automóvil marca Chevrolet Classic, conducido por un hombre de 39 años.

Producto del impacto ambas mujeres fueron derivadas al hospital Delicia Concepción Masvernat, en otra unidad sanitaria. En tanto que tiempo más tarde, desde el nosocomio se informó que la acompañante presentaba traumatismo encefalocraneano con herida cortante en región parietal izquierda, con sutura.

Mientras que la embarazada, tras realizársele los estudios médicos fue hospitalizada en maternidad, pero sufrió una descompensación y allí se corroboró que presenta contusión pulmonar y una fisura en el páncreas, por lo que se le debió realizar una cesárea de urgencias para salvaguardar la vida del bebé.

Lamentable, podía haber terminado en una tragedia, todo por la ineptitud de un Intendente como Daniel Lladoz, que todavía mantiene como chófer a Ramón Altamirano un empleado municipal sumariado y que no es la primera vez que protagoniza un hecho de estas características.


134total visits,2visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar