Alerta en Cambiemos: Carrió también hará campaña en Entre Ríos

Después del revuelo que armó en Santa Fe y Córdoba, en Cambiemos de Entre Ríos hay temor por el daño que pueda causar Carrió con su apoyo a Benedetti. Está previsto que visite ciudades de la costa del Uruguay.

Una alerta se enciende sobre la campaña electoral de Cambiemos en Entre Ríos: está confirmado que, en su momento de mayor furia, el huracán Elisa golpeará territorio provincial. El pronóstico oficial no tiene aún chequeada la fecha exacta, pero se sabe que rondará por ciudades de la costa de Uruguay. 

Si algo le faltaba a Atilio Benedetti es arriesgarse a un apoyo de Elisa Carrió. El candidato a gobernador de Cambiemos –a quien le ha tocado competir en el peor momento de la crisis económica del gobierno de Maricio Macri- recibió la confirmación de que la líder de la Coalición Cívica vendrá a Entre Ríos para apoyarlo en su campaña, como lo hizo en Córdoba con Mario Negri y en las primarias de Santa Fe, con José Corral. 

A los dos candidatos radicales de las vecinas provincias les fue mal. Y Carrió les dio una buena mano para eso, con sus escandalosas intervenciones públicas que contraindicaría cualquier asesor de campaña del mundo. Desde el exabrupto «gracias a Dios murió De la Sota», del que nunca terminó de disculparse; pasando por la pelea con un grupo de periodistas de Río Cuarto que le preguntaron por las graves denuncias de narcotráfico que estaba lanzando sin dar nombres ni pruebas; hasta vincular al candidato socialista en Santa Fe Antonio Bonfatti con la banda narco «Los Monos». Carrió se ha convertido en estas últimas semanas en un fuerte dolor de cabeza para los candidatos provinciales y para la Casa Rosada. 

La vista de Carrió a Entre Ríos no debería llamar la atención en tanto apoya a Benedetti desde un principio. Pero los antecedentes recientes (viene de lapidar a Cambiemos por la derrota en Córdoba y decir que su dirigencia nacional le da “asco”) pone nerviosos a los radicales y macristas de Entre Ríos.

Frigerio promete

Para más complicación, Carrió viene de pelearse públicamente con Rogelio Frigerio, que es la máxima figura de Cambiemos en Entre Ríos. “Hubiera preferido que algún ministro del Interior acompañara más a los candidatos de Cambiemos. Se la pasa reunido con los gobernadores peronistas», le pegó, tras la derrota en Córdoba. 

Este martes, en Paraná, Frigerio evitó escalar en el cruce con Carrió. Y , en un encuentro que mantuvo con los candidatos provinciales, se comprometió a estar presente en la provincia en las cuatro semanas de campaña para las elecciones del 9 de junio. En las PASO, la presencia de líder del PRO no fue la esperada por su propia dirigencia:

En la reunión de este martes, que se produjo en el local del PRO de Paraná, se ratificó la voluntad de provincializar la campaña y visibilizar lo hecho por las gestiones municipales de Cambiemos.

Opositores y oficialistas de Entre Ríos concuerdan en que los 25 puntos de diferencia que Gustavo Bordet obtuvo en las primarias de abril sobre Benedetti se explican en el fracaso económico de Macri. Bordet era el favorito, pero antes del 14 de abril nadie apostaba seriamente a que se imponga por tanto margen. 

La visita del presidente Macri a Entre Ríos, diez días antes de las PASO, contribuyó a nacionalizar la campaña. Y fue un salvavidas de plomo para Benedetti.

En el mejor de los casos -que se mantenga dentro de los límites de la corrección política- la vista de Carrió a Entre Ríos volverá a nacionalizar la campaña, que es justamente lo que se quiere evitar en las filas provinciales de Cambiemos donde, por otro lado, la Coalición Cívica no tiene peso. 

Naturalmente, no todos piensan igual en Cambiemos. Algunos creen que Carrió siempre suma, aún en la versión temeraria que exhibió en las últimas semanas. Pero la mayoría teme que su visita termine resultando funcional al peronismo.

3total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *