El Gobierno provincial no tiene un plan de seguridad

La Provincia de Entre Ríos carece de un verdadero plan de seguridad ciudadana y prevención del delito y la violencia que brinde protección y tranquilidad a su población. Vale la pena observar algunos datos brindados por el Servicio Nacional de Información Criminal, la Jefatura de Gabinete y la Fundación Observatorio de Seguridad Ciudadana, que muestran que se trata de un problema que se viene agravando, a contrapelo de lo que sucede a nivel nacional:

– Entre 2015 y 2017, la cantidad de hechos delictivos en general en la provincia de Entre Ríos aumentó un 20,66%, mientras que a nivel nacional disminuyó un 4,74%.

– Entre 2015 y 2017 la cantidad de delitos contra las personas en la provincia de Entre Ríos aumentó un 3,08%, mientras que a nivel nacional se redujo en un 8,59%.

– La tasa de homicidios dolosos cada 100.000 habitantes se incrementó un 18,75% en Entre Ríos entre 2015 y 2018, mientras que a nivel nacional disminuyó un 20%. Si comparamos 2018 con 2017, en Entre Ríos aumentaron aún más, el 58,33%. El año pasado nuestra provincia estuvo entre las 5 peores a la hora de considerar este indicador.

– La tasa de violaciones cada 100.000 habitantes aumentó en Entre Ríos un 25,80% entre 2014 y 2017, mientras que a nivel nacional disminuyó un 3,26%.

– Los delitos contra la propiedad en Entre Ríos aumentaron un 23,48% entre 2015 y 2017. A nivel nacional disminuyeron un 6,80%.

– La tasa de robos cada 100.000 habitantes en Entre Ríos aumentó un 7,64% entre 2014 y 2017, mientras que a nivel nacional disminuyó un 16,52%.

– La tasa de hurtos cada 100.000 habitantes en Entre Ríos aumentó un 30,98% entre 2014 y 2017 mientras que a nivel nacional disminuyó un 21,89%.

– El Índice de Calidad Institucional de la Seguridad Pública Provincial (ICISSP) es un indicador que intenta evaluar en qué medida la legislación provincial se ajusta al conjunto de normas e instrumentos de Derecho internacional que constituyen una referencia para las instituciones de seguridad ciudadana. Entre Ríos obtuvo una puntuación de 2,6 del índice compuesto, lo que la ubica entre las 6 provincias con desempeño más bajo para este indicador.

Las estadísticas hablan por sí solas. El gobierno de Bordet sólo puede exhibir peores indicadores en materia de inseguridad que los que teníamos en la gestión de su predecesor y mentor Sergio Urribarri. Y ello en un contexto nacional en el que la mayoría de las provincias pueden exhibir una evolución positiva de esos mismos indicadores, lo que se traduce en la mejora a nivel nacional, lo que permite por ejemplo mostrar que en el primer trimestre del 2019 se cometieron 1,3 homicidios cada 100.000 habitantes en todo el país, 8% menos que en el primer trimestre del año pasado.

El gobernador Bordet no habla del tema. Cuando se miran estas cifras se entiende por qué. Sin embargo, los entrerrianos advierten con preocupación, aún sin conocer estos datos, que es un problema creciente y cada vez más fuera de control del gobierno.

Frente a este panorama, los ciudadanos deben elegir conociendo la información que permita comprender la realidad. La opción es clara: quienes desde Cambiemos podemos y queremos hacernos cargo de este grave problema o quienes nos han llevado a este presente doloroso y no saben cómo enfrentarlo. Como diputado provincial, presenté en 2017 un proyecto de ley de seguridad ciudadana y prevención del delito. Nuestra propuesta está basada en una concepción en la que entendemos por seguridad aquella situación de hecho en la cual se encuentran minimizados tanto los riesgos de ocurrencia de delitos como los niveles de criminalidad y violencia.

El Estado posee la responsabilidad indelegable de proveer y asegurar los niveles aceptables de seguridad pública y protección a los ciudadanos en lo referido a su integridad física, como también a su patrimonio, siendo sus herramientas principales las políticas de prevención, la gestión de las fuerzas policiales y penitenciarias y la administración de justicia. Nuestros objetivos, entonces, son, además de reducir las tasas delictivas, recuperar la presencia integral del Estado en todo el territorio, potenciar la prevención social del delito, desarrollar un sistema moderno de estadísticas criminales e involucrar a los gobiernos locales y a la sociedad en su conjunto en el logro de ciudades y áreas rurales cada vez más seguras y menos violentas.

Algunas de las líneas de acción del Sistema Integral de Seguridad que proponemos son las siguientes:

– Creación del Consejo Provincial de Seguridad, como ámbito de consulta y asesoramiento permanente.

– Reforma profunda del servicio penitenciario.

– Implementación de foros locales de seguridad, para canalizar la participación ciudadana en municipios y comunas.

– Creación de la Oficina de Transparencia y Control Externo dela Policía.

– Creación de la Defensoría del Personal Policial.

– Implementación de mapas del delito actualizados permanentemente y creación del sistema de información para la prevención del delito y la violencia.

– Diseño e implementación de un Plan Estratégico de Seguridad, con metas e indicadores a monitorear y evaluar permanentemente, que fundamenten las medidas a tomar.

– Reformas estructurales en la formación del personal policial y penitenciario y mejoras salariales y de condiciones de trabajo.

– Estrategias específicas destinadas a la prevención de delitos contra las personas (políticas de focalización policial, articulación con políticas integradas de prevención social y situacional en áreas focalizadas, etc.).

– Cooperación con fuerzas nacionales para combatir el narcotráfico y la trata de personas.

– Articulación con políticas de prevención de adicciones y tratamiento (salud pública).

– Investigación de bandas.

– Incorporación de adelantes tecnológicos en todas las fases del plan.

– Acciones coordinadas para la prevención de la violencia de género.

– Implementación en grandes ciudades de centros de monitoreo integral con cámaras y dispositivos de recolección y sistematización de información en tiempo real las 24 horas.

Más allá de las particularidades de cada una de estas medidas, lo fundamental es reconocer el problema, no ocultarlo debajo de la alfombra, y poner manos a la obra para ir avanzando con pasos concretos en el logro de una provincia más segura. Cambiemos Entre Ríos. Juntos podemos hacerlo.-

1total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *